Novedades

Autor:

Nov, 23, 2021 | Publicado a las 3:46 | Artículo

Fuente imagen: Shutterstock

Copa menstrual: ¿por qué cada vez más mujeres la recomiendan usar?

Qué es la copa menstrual

La copa menstrual es un dispositivo de látex, silicona o elastómero termoplástico, flexible, en forma de taza, que se inserta en el canal vaginal para recolectar el flujo menstrual, y se mantiene allí por succión hasta que debe ser vaciada cada 6 u 8 horas [1].

La principal ventaja de la copa es que, su uso, produce un cambio en la percepción del cuerpo femenino. Al ser un dispositivo insertable, obliga a quien la utiliza a explorar y conocer sus genitales; cuanto más se usa, más confianza se adquiere, y según muchas usuarias, la relación y el concepto de la sangre menstrual se transforman y su manipulación se llega a aceptar con total naturalidad, lejos de tabúes e imaginarios culturales [1].

El boom de la CM

La copa menstrual se creó en los años 30, pero es en los últimos años que cada vez es más conocida y más usuarias se inclinan por el uso de este producto, dejando atrás los tampones y toallas higiénicas [2].

Este boom sobre la copa menstrual, se detecta luego de que haya empezado a salir en distintos medios de comunicación y en la propia política. Esto ha producido que un artículo que existe hace años, pero que era desconocido para la mayoría de las mujeres, empezara a conocerse y a crecer en porcentajes de popularidad [2].

¿Por qué se prefiere más?

Es importante señalar que, una mujer al día puede llegar a utilizar entre 5 a 6 tampones/toallas sanitarias, por lo que en un mes ocupa entre 25 a 30, y por año entre 300 a 360, lo que significa que durante toda su vida fértil utilizará alrededor de 12.600 a 14.400 tampones o toallas sanitarias. Esta proyección causa un gran impacto ambiental, debido al tiempo necesario para degradar estos artículos de higiene personal, alrededor de 600 a 800 años. Cabe mencionar además que, por año cada mujer puede llegar a desechar entre 63 y 144 kg. de basura [3].

que es el ciclo extendido

Por lo anterior, la copita menstrual reúne atributos idóneos para su uso: ser un producto saludable y ecológico, que no daña el medio ambiente [2]. A la vez de ofrecer otros beneficios [4]:

  • Mayor libertad, comodidad y seguridad al uso.
  • Previene infecciones vaginales.
  • Más económica porque tiene una vida útil de 10 años.
  • Recolecta el flujo menstrual por mucho tiempo.
  • Permite conocer mejor tu cuerpo.
  • Evita malos olores.
  • Imperceptible, si se coloca de la forma correcta.

Derribando mitos y aclarando dudas

Este producto no altera el balance normal de la flora vaginal, ya que recoge la sangre menstrual dentro de la copita, impidiendo que el fluido entre en contacto con las bacterias externas. Sin embargo, si no se vacía la copa menstrual tras doce horas continuas de uso como máximo, existe un riesgo de padecer de un shock tóxico, endometriosis y/o adenomiosis [1].

Se comprobó que, la copa menstrual se puede usar pese a no haber tenido relaciones sexuales nunca, pero se aconseja tratarlo con un especialista (ginecólogo). Lo que no se debe hacer, es utilizarla si presentas infecciones vaginales activas y te encuentras en tratamiento (espera hasta que el médico lo autorice), estás en periodo posparto o episiotomía reciente, y por último tampoco durante el sexo [4].

¿Cómo usar la copa menstrual?

Antes de usar, lava bien tu copita y tus manos con agua y jabón. Dobla tu copa de la manera que más te acomode, guíate por imágenes referenciales. Inserta tu copa plegada en el canal vaginal, en dirección al ano, gira hasta que se abra totalmente. Las posiciones recomendadas para colocar la copa son: de cuclillas, una pierna apoyada, o sentada en el inodoro. Tu copa solo debe ser usada entre 6 a 8 horas dependiendo de tu flujo. Para retirar, debes presionar la base para liberar la succión y hala tu copa hacia fuera de la vagina. Finalmente, vacía y lava tu copa con agua y jabón. Para volverla a reutilizar en un nuevo ciclo menstrual, no olvides esterilizarla [4].

Referencias

  • [1] Caballero Guzmán, A. (2016, julio). Vista de La copa menstrual: un nuevo método de higiene femenina | Hojas de El Bosque. Recuperado 19 de octubre de 2021, de https://revistas.unbosque.edu.co/index.php/HEB/article/view/3189/2780
  • [2] Illa Garcia, A. (2018, 6 septiembre). La revolución de la copa menstrual. Recuperado 19 de octubre de 2021, de http://diposit.ub.edu/dspace/bitstream/2445/125417/1/TFM-MIM_Illa.pdf
  • [3] Prado-Galarza, Magdely, Doncel C, William Andrés, Mosquera B, Oscar Olmedo, & Guarnizo-Tole, Mildred. (2020). La copa menstrual, una alternativa de higiene femenina. Revisión de la literatura. Revista chilena de obstetricia y ginecología, 85(1), 99-109. https://dx.doi.org/10.4067/S0717-75262020000100099
  • [4] Castro, S. (2020, febrero). Copa Menstrual: Un producto con maravillosos beneficios. ¿Por qué se usa poco en pleno siglo XXI? Recuperado 19 de octubre de 2021, de https://cartadelatierra.org/wp-content/uploads/2020/02/Ensayo-de-la-Copa-Menstrual-Suhei-Castro-PDF.pdf